DGEGP INFORMA N° 2312:

Estamos en la mitad del ciclo lectivo y consideramos que los desafíos que impone este tiempo ameritan la realización de un balance. En tal sentido, la jornada resulta un momento propicio para la reflexión sobre lo ocurrido en el primer cuatrimestre y la toma de decisiones referidas al diseño de la segunda etapa, focalizando en las prioridades de acuerdo con cada nivel y contexto.

En cuanto a los insumos disponibles, se cuenta con los datos recogidos a través de las evaluaciones que los docentes han realizado, las que permiten la recolección de indicios de los aprendizajes logrados por cada estudiante, especialmente de aquellos que constituyen la base para poder continuar aprendiendo porque hacen foco en las capacidades centrales vinculadas con cada asignatura o área.

En el nivel secundario transitamos los últimos días del Período de Intensificación de los Aprendizajes y, en el primario, el cierre del segundo bimestre, tiempos que precisamente ofrecen oportunidades para la obtención de evidencias de aprendizaje.

En el nivel primario, además, muchos equipos han evaluado los logros en el área de alfabetización y han participado en las Pausas Evaluativas de Matemática. Aunque no estén todos los datos procesados, hubo una mirada sobre los aprendizajes que permite ser considerada en el balance.

A estas fuentes de información, en cada institución se suman otras que permiten no solo acompañar las trayectorias estudiantiles -considerando especialmente la situación de estudiantes en situación de promoción acompañada o en proceso, sino recuperar la propia trayectoria escolar y aprender de ella. Toda la información disponible debe ser la base para la toma de decisiones en relación con diversos aspectos de los procesos de enseñanza, aprendizaje y trabajo institucional.

Por lo tanto, resultará productivo que en la jornada puedan desarrollarse algunas de las siguientes tareas:

→ la generación de propuestas alternativas para estudiantes que deban acreditar áreas/asignaturas / saberes correspondientes al 2020;
→ el intercambio acerca de los criterios de evaluación que serán tenidos en cuenta en la elaboración de los informes cuatrimestrales y la asignación de las calificaciones del primer cuatrimestre;
→ el análisis de los datos obtenidos a partir de las diversas instancias de evaluación (del aprendizaje, de la enseñanza, de las acciones institucionales);
→ la identificación de los avances realizados en cada asignatura y curso con respecto a lo planificado;
→ los ajustes en las planificaciones que permitan orientar la tarea de la segunda etapa del año;
→ la revisión conjunta del recorrido realizado, para aprender de los logros y las estrategias que funcionaron, examinar su posible generalización, introducir reformulaciones para continuar potenciándolas.
→Les compartimos un documento con algunas herramientas que pueden colaborar en la realización de estas propuestas

Les deseamos una jornada de trabajo productiva, los saludamos cordialmente.

Cristina Carrieg – Directora Pedagógica
Constanza Ortiz – Directora General

Categorías: Capital

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *